Vivir en el Golfo

Por Rodolfo Herrera

JULEN, SE TREPÓ A LA PALESTRA

Quienes conocen a Julen Rementería saben perfectamente que es un hombre tranquilo, ecuánime, callado, pero a diferencia de la mayoría de los panistas de Veracruz, es el que más avanza en las peores condiciones políticas.

Como los gatos, Julen siempre cae parado y conoce perfectamente los recovecos que hay que atravesar en la política para conseguir metas, la próxima, la gubernatura del Estado de Veracruz.

Como aspirante del PAN a la candidatura en el 2024, conoce con toda claridad que en estos momentos Morena es el partido que se lo lleva todo, que tiene previsto arrasar y volver a apuntalar un congreso totalitario para la próxima administración, eso aun sin importar quién sea el abanderado del guinda, pues cuenta con el encanto de la ciudadanía.

Seguro de que obtendría la candidatura del PAN ante sus opositores internos, quienes prácticamente tienen la puerta cerrada y con muchas dificultades para abrirla, Julen necesitaría levantar imagen combativa para que los electores puedan voltear a verlo como una opción viable.

El PAN nacional en este momento no cuenta con un liderazgo visible para enfrentar al principal promotor de la nueva izquierda mexicana, quien todos los días en su mañanera se encarga de restregarles en cara que pertenecen a una oposición moralmente derrotada.

Ni el líder nacional del PAN Marko Cortés ni el excandidato presidencial en el exilio Ricardo Anaya, han superado los embates de un presidente que desde temprana hora marca la agenda política nacional y reparte halagos y señalamientos a placer, sin que haya quién que se lo impida.

Julen Rementería tomó esa estafeta y desde el Senado de la República hizo dos intentos; el primero al invitar al dirigente del partido ultraderechista español VOX, Santiago Abascal, acción a la que renunció a los pocos días; segundo, al señalar presuntos actos de corrupción entre los gobiernos de Claudia Sheinbaum, Andrés Manuel López Obrador y del cubano Miguel Díaz-Canel, con la contratación millonaria de 585 médicos cubanos sin título para atender pacientes por covid-19 en México, con un costo favorable al gobierno de La Habana por 437,390.05 millones de dólares

Esta vez, el objetivo de Julen no murió con el desdén presidencial, sino que obligó al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador a aceptar el reto y subirse al ring en la mañanera, refiriéndose al senador Rementería del Puerto como “ultra conservador y debería conducirse con ética”, recordando su pasando reciente como servidor público en Veracruz y dijo que “su doctrina es la hipocresía, él fue Secretario de Obras Públicas en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y ahora se quiere convertir en un paladín de la honestidad y la transparencia, eso es lamentable”.

Obviamente, para Julen Rementería las palabras presidenciales cayeron como melodía para sus oídos, puesto que logró llamar la atención de la más alta tribuna nacional y con ello consiguió treparse al tan anhelado escaparate nacional.

Por cierto, el señalamiento de Julen Rementería del puerto no ha sido desmentido de manera contundente y solo se dieron esfuerzos desinflados, como el del titular de la Junta de Coordinación Política en el Congreso Local, Juan Javier Gómez Cazarín que en su cuenta de twiter dijo “El aspirante a Nazi mexicano seguro quiere traer a los médicos del genocidio para que hicieran lo suyo en México. Julen: mejor vete a tus reuniones fascistas, pero antes devuelve un poco de lo que te llevaste de SIOP Veracruz”.

Quienes no han salido a decir absolutamente nada, ni a favor ni en contra, son los propios panistas que con todo se le fueron encima al gallego cuando invitó al líder de VOX al senado. Eso demuestra el viejo adagio de la política que dice “los enemigos están en casa”, o basta recordar al mítico “Caballo de Troya”, los enemigos están adentro.

CON LA COLA ENTRE LAS PATAS

Grandotes, envalentonados, bravucones, pero con la cola entre las patas, así regresaron a sus países de origen los mandatarios Miguel Díaz-Canel de Cuba y Nicolás Maduro de Venezuela, luego de la reunión de la Celac en CDMX, donde fueron fuertemente criticados por sus homólogos de Uruguay Luis Lacalle Pou y Mario Abdo Benítez de Paraguay, quienes prácticamente pintaron su raya y dijeron que su presencia en la cumbre de jefes y jefas de Estado, no avalaba ninguna de las dos dictaduras, ni la de Cuba ni la de Venezuela, donde no se respeta ni la libertad ni los derechos humanos ¡Tómala!

QUE VOTEN VERACRUZANOS EN EL EXTRANJERO PARA ELEGIR GOBERNADOR

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el veracruzano Sergio Carlos Gutiérrez Luna, originario de Minatitlán, se pronunció advirtió en conferencia de prensa que si la población veracruzana en el extranjero aporta a la vida económica del Estado, debería poder decidir el rumbo político de su terruño, ya que son casi 36 millones de hombres y mujeres que se fueron de México y desde el extranjero participan con sus remesas en la vida económica del país, entonces también tienen derecho a decidir sobre quién será su gobernador ¡Pues si estaría bien! ¿No?

Comentarios a: [email protected]

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AcceptoLeer Más